También estoy en Facebook, Twitter, LinkedIn e Instagram
Isabel Del Rio, Isabel del Río Sanz, @IsabelDlRio y @miransaya
Terapias naturales y holísticas en ANIMA

viernes, 20 de octubre de 2017

Presentación de 'Manual de magia moderna' de Keylah Missen en Barcelona



Buenos días, tardes o noches amantes de los mundos de tinta y caligrafía clásica. Aquí podréis saludar a las parcas y codearos con aquellos lejanos a la cordura. Felices todos de zambullirnos en la lectura. Dejadme que os guíe un poco con mi pluma.

"Conóndromo" de Francesc Aunión

La alegría es doble cuando se comparte. Gracias Francesc Aunión por tu preciosa dedicatoria. No hay cosa más bonita que ver que, después de tanto trabajo, los sueños se hacen realidad.

Conóndromo (Adaliz Ediciones), una novela de ciencia ficción en que el alma lucha por sobrevivir ante la inmortalidad del recuerdo.



domingo, 15 de octubre de 2017

Reseña de “Subsuelo” de Marcelo Luján

TÍTULO: Subsuelo
AUTOR: Marcelo Luján
EDITORIAL: Salto de Página

SINOPSIS
Un cuerpo vivo que se cambia por un cadáver. Una piscina. Un flash. El pantano. Y los mellizos, que comparten un secreto del que no parece fácil escapar. Como un murmullo bajo la tierra centenaria, la indiferencia adolescente se puede ver truncada por la calma del agua; apenas un instante dentro de aquella noche que suda veneno. Familia, recuerdos, pasado. Hormigas. Las raíces escondidas que siempre están presentes y tan activas: apretando el músculo de la sentencia. Como el pulso a dos manos que obliga a soluciones suicidas. Como el cordón umbilical que une y separa, que ata y aprieta. Hasta la muerte. Hasta la culpa. Dos veranos son suficientes para que la parcela del valle se convierta en el escenario de una perfecta tortura emocional.

OPINIÓN
A nadie importa dónde se encuentran los muertos, el dolor y la pérdida inflama los sentidos y surge la supervivencia, el instinto primario que regurgita ese “yo” que no ha sido domado por la sociedad. Y mientras las hormigas tejen entramados milenarios bajo nuestros pies, en ciudades subterráneas que no llegamos a imaginar, en la superficie el hombre es un lobo para el hombre.
«Ahora no están. No hay rastro. Nada. Ni siquiera una. Ni siquiera la más descarriada y subversiva. Nada. No están. No se ven. Desde la galería apenas intuyen la mitad de lo que está sucediendo.
Fabián piensa Lo que no se ve no existe. Y también que probablemente duerman durante el día. Y que probablemente lo hagan sabiendo que van a morir. Aunque no sepa por qué piensa eso.»
Toda buena novela tiene un inicio sencillo, cotidiano, reconocible por todos. Un verano más, familias reunidas en torno a una mesa, alrededor de los restos de una cena. Adultos demasiado borrachos para responsabilidades, jóvenes en plena agitación hormonal que dejan las decisiones que ha de tomar la cabeza a partes menos razonables. Dos pies que se rozan bajo el agua. Un hermano que observa con rabia el suceso. Falta hielo, hay que ir a por él a la gasolinera. Y con la llegada del otro hermano, el hijo mayor de la otra familia, también se aproxima el giro sin retorno, el detonante que lo cambiará todo y lo precipitará, como una hilera de fichas de dominó, a formar la estela de lo que una vez fue.
«Escribe Te picarán las hormigas, paleta. Y mira, cerca del borde de la piscina, a su hermana. Pero su hermana no se mueve y él piensa que finge estar dormida. No sabe Fabián que ella se echó a llorar cuando Ramón le pidió que le contara qué había ocurrido aquella trágica noche. Tampoco sabe que también ante la policía se había echado a llorar la primera vez que se lo preguntaron. No sabe nada de eso Fabián. Sabe que a todos les tocó declarar. Y sabe que todos declararon lo mismo. Él, su hermana, su madre.»
Subsuelo me ha provocado y revuelto hasta lo más íntimo. Poética, es una metáfora en sí misma, cada imagen, potentemente bella y aterradora tiene más de una lectura. Y ahí están, los personajes, figuras de carne y hueso en papel y tinta que se desarrollan lentamente ante tus ojos, hacia la tragedia, como en la mejor obra de Shakespeare, sin poder advertirles lo que presientes pero no te atreves a imaginar.
«Después acabó el curso. Después llegó el verano: un verano raro para casi toda la familia porque se cumplía un año del accidente y porque sus padres decidieron, por primera vez desde que los mellizos tuvieron uso de razón, no ir a la parcela del valle. Quedarse en la ciudad, decidieron. Mabel más que Alberto. Como si con ello restringieran o mermaran los ensañados procedimientos de la memoria.»
Un juego juvenil, casi infantil, un primer amor, una noche de verano, todo puede cambiar en un segundo, todo tu mundo devenir en un infierno. Cada familia con sus secretos, cada individuo con más llaves echadas de las que puede contar… La trama se complica, pues un animal herido y acorralado es el más peligroso, y los posibles enemigos pueden ser el mejor aliado cuando el cazador se halla entre nuestras propias paredes; cuando el refugio se convierte en prisión y no hay escapatoria posible.
«También su teléfono está configurado para que suene el glup cuando entra un mensaje de su hermana. También dos veranos atrás tenía un teléfono así, algo inferior a éste en prestaciones pero de igual tecnología. Un teléfono que todavía conserva, que guarda celosamente aunque esté vacío y con la pantalla rota. Lee No. Otra vez. Y se arrastra la mano por la melena, por su pelo desprolijo y rubio, y se engancha los dedos y tira como si pretendiera arrancárselo.»
El pasado juega un papel importante en esta novela, una suerte de espejo que en forma de predicción nos advierte. ¿Quién es peón? ¿Quién el rey? La reina se alza entre sus cenizas y señala, pero hay de aquel que crea que el destino está en manos del hombre.
«Fue, como siempre en estos casos, un segundo.
Incluso menos. Es difícil medir, en el tiempo ese de los relojes, lo que duran las sensaciones más violentas y estremecedoras.
No sabe Mabel si fue el olor del bebé. No su perfume natural, ni el de ninguna colonia, ni el perfume del jabón con que su madre lo bañará, ni el perfume del detergente con que lavará su ropita. No fue nada de eso porque nada de eso se podría asemejar al bebé de la Guaya. (…)
Fue la primera vez.
La primera vez en treinta años.»
Sin duda una obra recomendada a aquellos que disfruten de una obra bien construida y una trama hilada a la perfección con imágenes que os será difícil olvidar; una historia para aquellos que no teman enfrentar tabúes y revolverse incómodos en el asiento; una novela para hacerse preguntas, muchas preguntas, la mayoría sin respuesta.

Isabel del Río

Agosto 2017

miércoles, 11 de octubre de 2017

Primer encuentro del Club de Lectura en La Font de Mimir

Ayer, en el encuentro del Club de Lectura en La Font de Mimir, nos emocionamos explicando nuestras lecturas de verano y comentando los nuevos títulos que nos han caído en las manos.
Finalmente, tras mucho debatir, decidimos leer “Mitos Nórdicos” de Nail Gaiman (Destino); eso de que hable del origen del nombre de la librería nos entusiasma! xD 
También comentaremos “L’Aquari” de David Vann y otras historias de las que charlamos y nos anotamos en nuestras libretas #iwanttoread 

Próximo encuentro: martes 14 de noviembre a las 18.30h




martes, 10 de octubre de 2017

Reseña de “Harry Potter y el legado maldito”

TÍTULO: Harry Potter y el legado maldito
AUTOR: Jack Thorne
BASADA en una historia de J. K. Rowling, John Tiffany y Jack Thorne
EDITORIAL: Salamandra
GÉNERO: Teatro

SINOPSIS
Diecinueve años después…
La octava historia.
Ser Harry Potter nunca ha sido tarea fácil, menos aún desde que se ha convertido en un ocupadísimo empleado del Ministerio de Magia, un hombre casado y padre de tres hijos.
Mientras Harry planta cara a un pasado que se resiste a quedar atrás, su hijo menor, Albus, ha de luchar contra el peso de una herencia familiar de la que él nunca ha querido saber nada. Cuando el destino conecte el pasado con el presente, padre e hijo deberán afrontar una verdad muy incómoda: a veces, la oscuridad surge de los lugares más insospechados.

OPINIÓN
Los libros de Harry Potter llegaron tarde a mis manos, pero los devoré con devoción, y es que pocas sagas me han enganchado tanto. Motivo por el cual, Harry Potter y el legado maldito pasó a mi lista de lecturas deseadas en cuanto vio la luz.
Normalmente leo por trabajo, es decir, obras recomendadas o para clubs de lectura, por lo que aquellos libros que me apetece leer y me regalan por cumpleaños o navidades terminan en una hilera, esperando su turno, momentos de asueto y relax que tienden a ser pocos, en los que la lectura se olvida totalmente de obligaciones –y que conste que para mí leer siempre es un placer, pues son pocas las veces que se convierta en una obligación tediosa, y esos títulos nunca llegarán a reseña.
La nueva entrega del niño que sobrevivió ha sido mi compañero de vacaciones. Entre ratos de playa y piscina, o momentos de siesta de Max, he aprovechado para leer la aventura del hijo del que fuera el héroe de la saga y del de su rival, la otra cara de la moneda en la serie.
No es que se hayan olvidado de Harry ni mucho menos, sino que nos muestran a un Potter desgastado por los años que no acaba de comprender a un hijo que no se parece, a primera vista, a sí mismo. Albus es su segundo hijo con Ginny y todo el mundo espera de él que sea como sus padres, el problema: que es él mismo en lugar de una copia de Harry Potter.
El resto de la troupe también se muestran cambiados por los años y las responsabilidades, pero permanece en el fondo las características de esos niños y jóvenes que seguimos a lo largo de los siete libros anteriores.
El otro niño en el dueto protagonista de esta historia es Scorpius, el hijo de Malfoy, una oportunidad de redimir el apellido y un personaje, Draco, que nos hace levantarnos y aplaudir por sus aportaciones a esta nueva historia y su evolución.
He de decir que me he relamido en las escenas en que recuperan a personajes como Severus Snape –y por supuesto también he llorado- y Albus Dumbeldore. Y el nuevo villano me ha gustado por su doble rostro, así como por las posibilidades mágicas que conlleva.
No quiero hacer spoilers, es un libro que se lee en un par de tardes –el formato teatro es rápido y se os hará corto- y que me hubiera fastidiado muchísimo que alguien me destripara, así que no caeré en tal blasfemia.
Recomendado a los amantes de la saga –ya sea libros o pelis, pero eso sí: ¡leed los libros, insensatos!; a quienes gusten de las aventuras juveniles y de la fantasía; y por supuesto, a los apasionados por las aventuras mágicas.

Isabel del Río

Agosto 2017

lunes, 9 de octubre de 2017

Crónica Liberisliber 2017

Como cada año en estas fechas, el viaje a Besalú por el Liberisliber es un deber por placer.
Para aquellos que todavía no lo conocéis, el Liberisliber es LA feria de las editoriales independientes, una de las más importantes, y realmente vale la pena visitarla, no sólo por su increíble emplazamiento, sino por los títulos y charlas que podemos encontrar.


Este año he visitado la feria junto a Carles, para así acercar La Font de Mimir a los editores, y nos hemos venido con las manos llenas de títulos a recomendar y con la cabeza hecha un hervidero, ¡¡de tantas actividades que queremos organizar!!
¡Estad atentos que iremos colgando novedades! Pero por ahora os dejo algunas de las recomendaciones:
·         Cirurgies, de Elisensa Solsona, Voliana Edicions. Una antología de microrelatos que no te dejará indiferente.
·         Un any als boscos, de Henry David Thoreau y Giovanni Manna, y La Tassa, de Rebecca Young y Matt Ottley, de Símbol Editors. Dos ilustrados para peques y adultos, con unas imágenes increíbles e historias realmente profundas.
·         Entre la solitud i el somni, de Carson McCullers, de l’Altra Edicions. Un ensayo biográfico sobre la vida y la escritura.
·         Crónicas del amacrana, de David Monteagudo, con Rayo Verde. La última novela de Monteagudo, ciencia ficción y mucho que darle al coco.
·  
       El ferrocarril subterrani, de Colson Whitehead, Periscopi. Una novela que, como nos comenta su editor, Aniol Rafel, tiene múltiples lecturas, desde la novela de persecución, a la histórica y la social.
·         La coronación de las plantas, de Diego S. Lombardi, con Jekyll & Jill. De esas novelas raritas que a mí me apasionan porque te dejan un regusto agridulce a la vez que te seducen y te arrastran a sus profundidades.

*

Com cada any en aquestes dates, el viatge a Besalú pel Liberisliber és un deure per plaer.
Per a aquells que encara no el coneixeu, el Liberisliber és LA fira de les editorials independents, una de les més importants, i realment paga la pena visitar-la, no només per el seu increïble emplaçament, sinó pels títols i xerrades que podem trobar-hi.
Aquest any he visitat la fira amb el Carles, per apropar la Font de Mimir als editors, i ens hem vingut amb les mans plenes de títols a recomanar i amb el cap fet un formiguer, de tantes activitats que volem organitzar!!
Estigueu a l’aguait que anirem penjant novetats! Però per ara us deixo algunes de les recomanacions:
Cirurgies, de l’Elisenda Solsona, Voliana Edicions. Una antologia de microrelats que no et deixarà indiferent.
Un any als boscos, d’en Henry David Thoreau i en Giovanni Manna, i La Tassa, de la Rebecca Young i el Matt Ottley, de Símbol Editors. Dos il·lustrats per a menuts i adults, amb unes imatges increïbles i històries realment profundes.
Entre la solitud i el somni, de Carson McCullers, de l'Altra Edicions. Un assaig biogràfic sobre la vida i l'escriptura.
Cròniques del amacrana, de David Monteagudo, amb Raig Verd. L'última novel·la de Monteagudo, ciència ficció i molt que donar-li al cap.
El ferrocarril subterrani, de Colson Whitehead, Periscopi. Una novel·la que, com ens comenta el seu editor, Aniol Rafel, té múltiples lectures, des de la novel·la de persecució, a la històrica i la social.
La coronación de las plantas, de Diego S. Lombardi, amb Jekyll & Jill. D'aquestes novel·les rares que a mi m'apassionen perquè et deixen un regust agredolç a la vegada que et sedueixen i t’arrosseguen a les seves profunditats.




Isabel del Río
Octubre 2017